#30 Voces biacentuales

Amazonía, voces biacentuales

La lengua castellana, en su obstinación por la complejidad, registra un nutrido grupo de pares de palabras que tienen más de una acentuación prosódica (por lo general dos), de ahí que permita su escritura de dos maneras, esto es: con tilde o sin ella.

La cosa viene de lejos, en concreto desde la redacción del Diccionario de autoridades (1726-1739), que ya incluía pabilo y pábilo (“mecha que está en el centro de la vela”), vigentes aún hoy.


No voy a hacer un listado prolijo, me limitaré a citar 25 pares de palabras (o voces) biacentuales que nos ayudarán a ponernos en situación.

Recordad: la grafía de ambas palabras está permitida –sea por la norma o por el uso generalizado–, pero optad en vuestros escritos solo por una de ellas. Unificar criterios le hará comprender al lector que escribís reúma y no reuma (o viceversa) por elección consciente, no por desconocimiento o por capricho.

Ir a descargar


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.