#6 Introducción a la corrección de estilo

corrección de estilo

“He invertido toda una mañana en corregir un texto del que, finalmente, solo he suprimido una coma. Por la tarde, la restablecí”.

Oscar Wilde

A todo escritor, al margen de su calidad, le conviene contar con la ayuda de un corrector de estilo: a los que no son muy hábiles redactando, porque quieren mejorar la legibilidad y exposición de sus escritos; a los que tienen un nivel de redacción muy bueno, porque aspiran a la excelencia.

Un corrector de estilo que detecta y subsana siete u ocho errores en el manuscrito de 200 páginas de un excelente prosista se ha ganado, en mi opinión, el sueldo con el mismo mérito que aquel corrector de estilo que corrige cientos de errores en un manuscrito de igual extensión de un escritor gramaticalmente -valga el eufemismo- poco inspirado.


Esto y mucho más sobre el oficio del corrector, desconocido para muchas personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.